Dolor en las rodillas al correr
5 (100%) 4 votes

En ocasiones sentimos cierto dolor en las rodillas al correr. También podemos sentir esta sensación una vez terminada la actividad o en los dias siguientes., por ejemplo. Unas veces me duelen y otras no, pero no sabes muy bien cuál es el motivo.

Te vamos a dar unas nociones muy básicas para tener en cuenta si padeces este tipo de dolencias en las rodillas.

Las rodillas son una de las articulaciones que más impactos reciben al día y que más estrés padecen dependiendo del tipo de vida que tenemos.

Cada paso, cada vez que nos sentamos o nos levantamos, en cada giro, cada escalera que subimos o bajamos, más si cabe cuando cogemos peso, conducimos el coche o realizamos alguna actividad deportiva.

Un sin fin de ligamentos, músculos, huesos y cartílagos se encuentra en este punto. Su perfecto funcionamiento depende de multitud de factores. El simple hecho de que uno de estos factores, esté ligeramente desalineado puede provocar una lesión o una incomodidad como la que estamos hablando.

No podríamos circular correctamente si una rueda de nuestro coche esta desinflada o pinchada, nuestro coche también se pararía si la gasolina que utilizamos está en mal estado. Este ejemplo nos acerca a lo que pasa con nuestro cuerpo cuando algo no está en orden y afecta de inmediato a nuestro rendimiento y sensaciones.

Si tienes dolor en las rodillas al correr:

Visita a un profesional que evalúe tu problema.

Cuánto tiempo hace que no vas al fisioterapeuta. Si tienes una vida física exigente, una visita de vez en cuando al fisioterapeuta puede venirte muy bien. El podrá comprobar que la longitud de tus piernas es correcta, que no tienes ninguna desviación en la columna o que tus caderas están perfectamente alineadas. Cualquier desajuste en estas partes se traduce en un mal estar importante si la actividad que realizas precisa de un importante esfuerzo y correr, en algunas ocasiones y circunstancias lo es.

¿Has recaido de una lesión anteriormente?

Pregúntate si has tenido alguna lesión. Es muy importante si has tenido una lesión que la adaptación al esfuerzo sea progresiva. Se ha detectado que esta acción tiene un papel fundamental entre deportistas profesionales, cada vez más requeridos por los no profesionales, que necesitan de especiales en este campo, conocidos como “readaptador”. Es el preparador físico que estructura el trabajo progresivo para hacer más favorable la recuperación total y la integración de las actividades de una forma óptima.

*Si has tenido una lesión deportiva, este artículo te interesa <<Los mejores alimentos en una lesión deportiva>>

Por otro lado, ya hemos comentado en artículos anteriores, que la óptima adopción de un esfuerzo debe ser progresiva. Si has estado un mes parado por una lesión y afrontas tu primer entrenamiento, es importante que no sometas al grupo muscular en cuestión a un trabajo intenso.  Podríamos empezar por correr 500 metros y andar 500 metros, con algunas repeticiones, tratando de cuidad y adaptar de nuevo al esfuerzo tanto articulaciones como musculatura. Este trabajo se puede reproducir durante unas sesiones aumentando las cargas y distancias, hasta observar que las sensaciones son positivas y no traumáticas.

HAZ CLICK AQUI Y Responde a una de estas preguntas relacionadas con el dolor en las rodillas al correr
  1. ¿Cuándo tienes dolor en las rodillas al correr o sólo despues de cada entrenamiento?
  2. ¿Has recaido de una lesión anteriormente?
  3. ¿Tienes un peso ideal para tu estructura ósea o muscular?
  4. ¿Tienes los pies planos?
  5. ¿Tienes las zapatillas adecuadas para correr?
  6. ¿Has elegido correctamente tus zapatillas según la superficie en que la que corres?

No has adaptado tus entrenamientos a tu condición física

También es necesario, saber si la musculatura de tus piernas resiste que corras varios días a la semana, días continuos, o distancias determinadas. Nuestro cuerpo tiene una construcción específica y muy concreta, por lo que nadie mejor que nosotros debemos conocer, aunque esto no es sencillo.

No debes de correr 7, 9 o 10k sin tener un entrenamiento progresivo que te haya llegado hasta esa marca. Una carga elevada sin un entrenar previamente puede acarrer dolor en las rodillas al correr

No todo el mundo puede correr una maratón de 42k, ni siquiera una carrera de 10k. Para ellos es importante que escuchemos a nuestro cuerpo, con sesiones de entrenamiento progresivas en días alternos, dejando al cuerpo margen para recuperar y observar nuestro mejor rendimiento.

Puede que correr 5k te haga muy feliz y tus sensaciones sea magnificas, pero correr 15k te provoque dolores y angustia física, provocada por una mala capacidad muscular o estructura ósea.

El dolor de rodilla puede estar predecido de otras causas

Es importante saber si tienes los pies planos.

Hay quien se da cuenta de esta situación con una edad avanzada. Tenemos interiorizado que solo le puede ocurrir a los niños, pero la utilización de un calzado inadecuado durante muchos años, puede provocar modificaciones óseas y musculares en nuestro cuerpo. Atento a este aspecto.

¿Tienes un peso ideal para tu estructura ósea o muscular?

Este es otro de los aspectos a tener muy en cuenta, ya que oigo muy a menudo gente que dice: “antes corría y no me dolían las piernas, pero ahora lo hago y me duele todo”. Se le olvida añadir que antes corría con un peso corporal óptimo para su estatura, y ahora lo hace con 20kg más una vida un poco más sedentaria y con la poderosa sabiduría que te aportan las series de “Netflix”, aderezadas de palomitas y Coca Cola a granel…

Ten cuidado que te pones en los pies para correr.

Desde Believe no nos cansamos de recomendar a todo el mundo, que con unas “Mizuno” el mundo se pisa mejor. Si cuidas tus ojos y te opones gafas, si te cuidas del frio y te abrigas, si cuidas tu peso y comes bien, para cuidar tus pies, ponte unas “Mizuno” y déjate de tonterías… No cometas errores con el calzado. Te dejamos a continuación las zapatillas recomendadas por Believe.

 

* Te puede interesar << Cómo elegir una zapatilla de running según tu entrenamiento y superficie >>

Elige bien por la superficie por la que corres.

No es lo mismo correr en una pista de atlestismo, que correr en el asfalto de un paseo marítimo, el cemento de una calle o la tierra suelta del campo. Además, cada superficie precisa de un material concreto. Si tienes la suerte de tener unas zapatillas mixtas, lo tienes mejor, pero analiza que superficie te va mejor, sin tener que hacer esfuerzos muy intensos y prolongados.

No te olvides estirar después de cada actividad. El estiramiento previo a al ejercicio esta contra indicado y solo es necesario unos leves movimientos de activación que se consiguen con un calentamiento muy suave y que hará que tengas menos dolencia en esta articulación.

*También te puede interesar << 5 motivos por los que no debes de estirar antes de entrenar>>

Si después de todo esto te siguen doliendo las rodillas, siento decirte que tu deporte ideal será el ajedrez…

¡¡¡Se Believe!!!

Te dejamos un video explicativo sobre porqué te duelen las rodillas al correr del canal de Youtube Por que Duele

                     

Entérate de las últimas novedades de Belive en: