Mantener la forma en fiestas es posible.

por | Dic 29, 2017 | Running

En fechas de vacaciones y festividades varias, se abandonan a voluntad ciertos hábitos saludables que nos ocupan durante el año asi que mantener la forma es una proeza. Arrojamos con decisión la disciplina con la que identificamos nuestro único modelo de vida, cambiamos algunas rutinas, horarios y como no también el menú. Nuestras horas de descanso cambian de cantidad y tramos. Nos levantamos más tarde en algunos casos, como consecuencia de irnos a la cama más tarde.

En ocasiones nos levantamos un poco más temprano, pero descansando menos para hacer cualquier actividad con la familia o amigos.

Esto supone un consumo calórico mayor, pero también trastornos en el sueño, el humor, estómago y apetito. Normalmente no somos del todo conscientes de este esfuerzo, o del castigo al que sometemos a nuestro cuerpo si esta dinámica se repite durante unos días.

No es la primera vez que en un periodo de vacaciones, sueles oír: “estoy más cansado cuando vuelvo de vacaciones”

 

 

 

Los encuentros con familiares y amigos provocan celebraciones a cualquier hora del día.

Las emociones también cuentan y no hay un medidor concreto que las contabilice. Esto quiere decir que nuestro organismo también se estresa cuando vivimos emociones fuertes, da lo mismo si son de alegría o tristeza. Nuestro ritmo cardiaco tiene importantes alteraciones durante unos minutos, por lo que esta situación conlleva un cambio de rendimiento orgánico.

Una tarde de risas con los amigos de la infancia puede ser una terapia muy beneficiosa, que puede equivaler a una carrera de 5 km a un ritmo medio. Tan necesaria como sana, por el mismo precio. Lo único que tiene de negativo este tipo de encuentros, es que mientras te lo pasas genial recordando historias, no estás bebiendo compuestos de sales minerales o azucares enriquecidos, ya sabes de lo que hablo por lo que mantener la forma en este ambiente es dificil. Reírse en un ejercicio magnifico, del que nos olvidamos muy a menudo, pero que tiene sin duda los beneficios físicos y mentales de cualquier actividad física que nos guste mucho…

 

 

Las comidas familiares, destrozan cualquier referencia del menú ideal de equilibrios. Comer hasta reventar es la máxima. Si es bebiendo mucho mejor, porque comer sin beber acarrea algunos problemas, y los problemas en estas fechas están absolutamente de más, los solemos aplazar para encargarnos de ellos en otro momento.

 

 

Si es cierto que nos afanamos en comer rico, pero en grandes cantidades y sin tener en cuenta absolutamente ningunos de los factores que cuidamos con esmero cualquier día del año. A la bebida cuando estamos a punto de cambiarle precisamente el nombre y el apellido al tiempo que se nos viene encima, que dejamos atrás.

 

 

Y ante tanto desastre vivido con alegría, satisfacción y risas vertidas encima de una mesa con la familia y amigos, se nos asoma la conciencia vestida de fiesta, haciéndonos sentir culpables de tanta desorganización gastronómica, de descanso y actividad sin control y mantener la forma se hace complicado.

Una recomendación para estos días para mantener la forma:

Andar durante media hora todos los días, puede ser suficiente para equilibrar la retirada de toxinas de nuestro organismo, mover la musculatura, activar nuestras extremidades y provocar que nuestro cuerpo requiera un consumo de agua que libere alcohol de nuestra sangre. Podemos añadirle que nuestras neuronas, también consumen oxígeno y que liberarnos durante un ratito respirando aire puro y limpio, permitirá poder engañar de nuevo a nuestro estómago para seguir comiendo y bebiendo como si mañana tuviese fecha de caducidad.

Aquí la guia completa sobre como empezar a correr despues de Navidad y mantener la forma:

<Guía para empezar a correr después de Navidad>>

Siendo necesaria la desconexión de vez en cuando de nuestros hábitos más rancios y equilibrados, es preciso recordar que todas estas barbaridades son recomendables para disfrutar de una salud de hierro, aunque el hierro a veces se funda, se oxide o se deteriore.

¡¡Que vas hacer con tu vida si no la vives lo suficente!!!

Enjoy y se Believe.