Pasear por el parque, tomar una cerveza con los amigos o depilarse los pelillos de la nariz, suelen ser momentos ideales para hacerse un selfie y compartirlo con tus más íntimos de las redes, sobre todo cuando estos no alcanzan en realidad el 5 % de tu lista chachi…

Un selfie o una emisión en directo que también mola mogollón, para todos públicos, a cualquier hora, conduciendo tu carro a 200 km/h con los pies, o asistiendo al parto de tu sobrino, no pierdas la ocasión.




Lo indefenso de estas practicas o no, chocan frontalmente con la lógica, la tontería más moderna o lo absurdo más increíble cuando te encuentras con gente que durante su entrenamiento de running por el parque, se hace en una video llamada con su amigo o un video para después colgarlo en su tendedero digital, para que todo el mundo sepa lo poco que se le entrecorta la respiración mientras corre metiendo barriga a 6:30 minutos el km, todo un hito sin desperdicio, que se merece sin duda una publicación urgente, merecida.

El récord de la estupidez se posa delante de tus ojos, cuando esa misma practica la hace alguien sobre una bici, conduciendo con una mano y con la otra grabando ese comentario adornado por el paisaje que transita el sujeto, justo en el momento cuando semejante obra no puede esperar y se ejecuta rodando, por una vía, por una carretera, por un paseo.

En esta ocasión la lamentable escena la protagoniza quien precisamente debe ser un ejemplo para todos, Joaquin Rodriguez, más conocido por “Purito Rodriguez”, exciclista profesional que tiene el honor de abrillantar este deporte con hazañas de mérito, que por disculparse mas tarde, no repara el absurdo de la acción. Como dice un reconocido escritor de Cartagena, “prefiero antes a un malvado que a un tonto, sobre todo porque al malvado se le ve venir, en el caso del tonto es imprevisible”. No coloco el adjetivo al autor, sino al hecho en si, que merece apellidos más contundentes.

Es por ello, que ahora aprovecho la oportunidad mas oportuna, como diría Rajoy, para que esta acción, sus consecuencias y reacción de Don Joaquin Rodriguez ante los hechos, sirva de ejemplo para no hacer, lo que no se debe, por mucho que nos aplaudan, nos aporte “likes” y nos de notoriedad justo en el lugar donde no corresponde.

Yo soy un defensor de socializar el deporte, este estilo de vida, el esfuerzo, los resultados o cualquiera de los aspectos que estén relacionados con cualquiera que sean tus logros en la vida, en redes sociales o en tableros más intimos, para el caso el propio usuario elige. Pero tengamos en cuenta el riesgo innecesario que tener que pegarte una hostia con un runner que viene en dirección contrario haciendo una Skype con sus compis, o el ciclista que se hace un video en un descenso o la madre que los parió a todos haciendo el imbécil a destajo.

Mi más sincera enhorabuena a Joaquin Rodriguez, por darse cuenta y hacerlo publico.

Hazte un selfi y cuélgalo, sin tener que fastidiar a nadie, si que esto afecte la seguridad en ningún momento, tanto la propia como la ajena.

Socializa tu actividad con responsabilidad, se Believe.

¡¡ Inscríbete ya !!

You have Successfully Subscribed!

Share This